Wednesday, December 7, 2011

Ritual del Solsticio de Invierno 2009



El propósito primordial del Ritual en su primer nivel es conceder la energía necesaria para que el deseo del corazón se vea cumplido. Dentro de los otros niveles están los de ayudar a los participantes a desarrollar dentro de ellos las herramientas necesarias para el crecimiento espiritual,

En los últimos años he estado incorporando elementos astrológicos al ritual, debido a que el Solsticio de Invierno, desde la más remota antigüedad, ha representado siempre un aspecto muy importante del cielo y su influencia sobre la vida terrestre.

El 21 de Diciembre marca la culminación y a la vez el inicio del año solar. Es en ese momento en donde el sol, en su aparente viaje anual por el cielo llega a su punto más extremo hacia el sur, se detiene un momento como para descansar e inicia su viaje de retorno al norte.

Es en este momento en donde un gran torrente de energía se derrama sobre la tierra, pues el Sol, conjuntamente con los demás planetas y satélites del sistema solar, envían un diagrama de apertura, de nuevos inicios a todo aquél que está dispuesto a aprovechar el momento y dispuesto a “programar” el nuevo año de acuerdo a las energías provistas.

Este año la tónica que los planetas sugieren está orientada hacia el ejercicio del auto control, hacia el respeto a la libertad individual, hacia todo lo que tenga que ver con las relaciones familiares y las nuevas relaciones ya sea en el ámbito de la amistad o el amor. Auto control en el sentido de mantener las aguas de nuestro lago interior quietas todo el tiempo. ( Cosa difícil, pero no imposible). Respeto a la libertad individual en el sentido de reconocer en el individuo su derecho a escoger las experiencias que le harán crecer como ser humano.

En un nivel interno, este año demanda de nosotros que aprendamos a diferenciar entre lo real y lo ficticio. Que aprendamos a reconocer los obstáculos internos ocultos que nos impiden realizarnos como seres humanos totales. Que podamos reconocer nuestros errores y aprender de ellos.

Este año el 21 de diciembre cae un lunes, día dedicado a la Luna, la cual juega un papel prominente sobre los quehaceres del mundo para el año que viene. La luna se encontrará en su aspecto creciente, lo cual es muy positivo, para cosechar a buen término lo sembrado, para ganancias de toda clase, para construir, ya sean edificios o nuevas relaciones y para viajar.

Es preciso señalar que todo lo que sea aspecto lunar, va a trabajar con el subconsciente de la persona. Este ritual pondrá de manifiesto situaciones sin resolver dentro del subconsciente de cada persona, por lo cual lo considero como una catarsis del alma, del cual saldremos purificados y en el caso de este específico ritual, tendremos la ayuda necesaria para comprender el porqué de nuestras acciones y la de los demás, tarea que tendrá como resultado final mas Sabiduría y Entendimiento dentro nuestro.



Ritual

Los rituales del 21 de Diciembre son rituales de Luz, fuego y calor, todos símbolos del Sol, que a su vez es el símbolo por excelencia del Espíritu.

Los rituales están compuestos de varios pasos.

1.- Deshacer la negatividad del año corriente mediante el fuego.

2.- Meditación-visualización guiada. Esto tiene por objetivo pasar más allá de la mente consciente hacia el subconsciente, que lo entiendo todo a través de la simbología.

3.- Oración de recibimiento y agradecimiento de la Luz.

4.- Comunión.



Materiales a utilizar

Incienso

Una vela roja

Una vela blanca para cada participante

Un espejo redondo que se pueda llevar en la cartera.

Un bol con agua para colocar la vela roja

Nueve velas blancas

Tres Flores blancas

Una botella de vino tinto

Una hogaza de pan

Una campana o un vaso de vidrio y una cuchara para hacerlo sonar cuando llegue el momento.

Una moneda o un billete para cada uno de los participantes. Este billete se guarda en la caja y es nuestro imán para que no nos falte dinero en el año que viene.



Instrucciones:

Primer paso:

1.-Acomodar la mesa colocando la vela roja en el centro del bol con agua al que se le habrá añadido una cucharadita de sal, las 3 flores blancas flotando alrededor de la vela roja y las nueve velas blancas alrededor del bol formando un triangulo de tres velas a cada lado.

2.-Escribir lo negativo en papelitos faciles de quemar. Escribir lo que se desea lograr y colocarlo en una cajita. Aparte se escribe un deseo para el mundo o nuestros semejantes.

3.- Prender una pequeña fogata afuera de la casa o prender una vela para quemar lo negativo. Cada persona quema sus papelitos, uno por uno a la vez que va diciendo: Al fuego purificador te entrego, ya he aprendido la lección que viniste a enseñarme, vete y no vuelvas mas a mi vida. Cuando el papelito se queme se dice: Ahora te reemplazo con lo siguiente: en este momento se piensa en la situación ideal que reemplazará la situación negativa que nos estaba afectando.

4.-Cuando todos hayan quemado sus papeles, entran en la casa, se prende el incienso, en la mesa se coloca la vela roja prendida en el centro, en medio de las velas blancas en forma de triángulo. (las velas blancas del centro permanecerán apagadas por ahora.)

5.- Cada quien prende su vela de la vela roja y se colocan alrededor de la mesa. Cada quien coloca enfrente su billete o moneda y su cajita.

6.- Uno por uno cada quien va a decir, cuando le llegue su turno:

Este año que se acaba ha sido para mí: (aquí cada quien expresa lo que el año ha significado para él) A continuación dirá: Te doy las gracias por las bendiciones y lecciones que has traído a mi vida, ellas me han hecho una mejor persona hoy. Ahora apaga su vela y se mantiene en actitud meditativa en silencio.



7.-Al final solo estara la vela roja encendida.

El que dirige la ceremonia ahora dice:

Demos gracias a Dios por todas las bendiciones y experiencias que este año nos ha traido. Ahora le dejamor ir en paz.

Apagar la vela roja.

Ahora estaremos en la oscuridad. Nos tomaremos de la mano para sentir la conexión que nos une con la vida y el año que se acaba.

Ahora alguien debe sonar la campana.

Segundo Paso

VISUALIZACION: Meditación Guiada.



Ahora Una persona debera leer lo siguiente, LENTAMENTE

Cierren los ojos.

Respiren profundo y lentamente.

Dejen salir el aire lentamente.



Respiren profundo y lentamente.

Dejen salir el aire lentamente.



Respiren profundo y lentamente.

Dejen salir el aire lentamente.



Respiren profundo y lentamente.

Dejen salir el aire lentamente.



Respiren profundo y lentamente.

Dejen salir el aire lentamente.



Sigan respirando lentamente, al mismo ritmo



Relajen todo el cuerpo, sientan como el peso los abandona, se sienten frágiles, livianos como una pluma flotando en el espacio, sus cuerpo flotan con abandono en el espacio, son una motita de polvo flotando a la deriva, livianos, gráciles, flotan, flotan, vuelan, son un punto de luz en el espacio, flotando, flotando.

Una brisa tibia nos envuelve y nos mece; nos lleva por los aires flotando con el más sutil abandono.

Ahora nos vamos acercando a una isla que flota en medio del océano. Es un gigantesco pedazo de hielo. Un iceberg. La brisa nos deposita con suavidad sobre la fría superficie. Nos estremecemos visiblemente al contacto de nuestros pies desnudos con el hielo. Es extraordinario sentir semejante frialdad en los pies. Temblando, tratamos de cubrir nuestros cuerpos desnudos con las manos, pero es imposible.

No tenemos más remedio que ponernos en movimiento.

Ahora caminamos hacia lo que parece una apertura en el hielo, allá en la distancia.

Nos acercamos y podemos darnos cuenta de que hay una pequeña cueva que nos puede proteger contra la inclemencia del tiempo.

Ahora penetramos en la cueva. Sus paredes de hielo parecen grandes espejos donde podemos contemplar nuestra desnudez.

Nos contemplamos, pero no podemos reconocernos. El reflejo que nos devuelve el hielo es una imagen que no tiene sentido para nosotros. Nos miramos unos a otros y tampoco podemos reconocernos.

Nos damos cuenta que la cueva tiene un túnel en la parte de atrás, porque por allí aparece una anciana con una lámpara de aceite en la mano. Sus ojos son de un raro color violeta, brillantes y expresivos, dentro de la cara arrugada.

Con un gesto nos indica que la sigamos.

El túnel se convierte en una larga escalera que nos conduce hacia el interior de la isla.

Comenzamos a bajar, uno detrás del otro, siguiendo a la anciana y la débil luz de la lámpara.

Ahora llegamos a la orilla de un poderoso río el cual, a la débil luz de la lámpara, aparece negro y tenebroso..

Un bote bastante viejo aparece atado a la orilla.

La vieja se detiene, levanta la lámpara, nos mira y nos reta a cruzar o a devolvernos al frío glacial de la superficie.

Nos subimos al bote con el alma a flor de piel, mas la tibieza de la madera nos conforta.

Cruzamos el tenebroso río y al otro lado nos encontramos con tres enormes puertas, una al lado de la otra. Es nuestra decisión por cuál puerta queremos pasar.

Pasamos al otro lado y nos encontramos en un salón enorme de paredes color violeta subido. Al fondo hay un espejo de colosal tamaño.

Nos dirigimos hacia allá. Es el espejo del Alma.

Ahora nos miramos en el espejo.

(el que lee la meditación, debe detenerse unos dos o tres minutos en este punto, para dar tiempo a la contemplación)

Lo observado, lo guardamos en el corazón.

Por una puerta abierta, el sonido del mar se escucha. Salimos al exterior. Es de noche . El cielo está repleto de estrellas y la luna brilla en todo su esplendor.

Una hermosa mujer regiamente vestida, cubierta con un manto púrpura bordado de estrellas y una corona de piedras preciosas en su cabeza, nos espera. Sus ojos son de un raro color violeta, brillantes y expresivos. Ya los hemos visto antes en la cara de otra persona.

En sus manos sostiene un espejo redondo.

Nos dice:

“Te hago entrega de este regalo. Utilízalo sabiamente cuando desees cambiar algo dentro de ti. Aprende a observarte y entiende que el mundo fuera de ti es solamente el reflejo de tu mundo interior.”


Le damos las gracias y ella se aleja y con ella, la noche.

Ahora está amaneciendo. Los primeros rayos del sol comienzan a iluminar la mañana. Es un maravilloso día. Flotamos como un punto de luz y en medio de los vibrantes rayos del sol volvemos al lugar de donde partimos.

Ahora sentimos el peso de nuestro cuerpo volver a nosotros. Sentimos bajo nuestros pies el suelo. Estamos conscientes de nosotros mismos. Abrimos los ojos lentamente y nos damos cuenta de nuestra realidad.



Tercer Paso

Oración de Agradecimiento y Recibimiento de la Luz.

Ahora tres personas van a leer los escritos a continuación, a la vez que prenden tres velas blancas cada uno.

Primera Persona: (Tocar la campanilla)

“Aún estaba hablando en Oración, cuando Gabriel, el hombre al cual yo Había visto en Visión al principio, Voló Rápidamente y me Tocó, como a la hora del sacrificio del atardecer.


Vino y Habló conmigo diciendo: "Daniel, ahora he venido para iluminar tu entendimiento.


Al principio de tus ruegos Salió la palabra, y yo he venido para Declarártela, porque Tú eres muy amado. Entiende, pues, la palabra y comprende la Visión.” Palabra de Dios.


Arcángel Gabriel, Mensajero de Dios que presides con tu santificada presencia este humilde ritual, Ilumina nuestro entendimiento para que podamos comprender las verdades del alma. (prender las primeras tres velas blancas)



Segunda Persona (tocar la campanilla

“Aconteció que, cuando Zacarías Ejercía el sacerdocio delante de Dios, en el turno de su clase, conforme a la costumbre del sacerdocio, le Tocó por sorteo entrar en el templo del Señor para quemar el incienso.


Toda la multitud del pueblo estaba fuera, orando a la hora del incienso.


Entonces el ángel del Señor se le Apareció, puesto de pie a la derecha del altar del incienso.


Zacarías se Turbó cuando le vio, y el temor se Apoderó de él.


Pero el ángel le dijo: --¡No temas, Zacarías! Porque tu Oración ha sido atendida” Palabra de Dios.



Arcángel Gabriel, Mensajero de Dios que presides con tu santificada presencia este humilde ritual, Aumenta nuestra fé, para que perdamos el miedo y confiemos en que nuestras oraciones serán atendidas. (prender las siguientes tres velas blancas)

Tercera Persona

( Tocar la campanilla)

“Entonces María dijo al ángel: --¿Cómo Será esto? Porque yo no conozco Varón.


Respondió el ángel y le dijo: --El Espíritu Santo Vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te Cubrirá con su sombra, por lo cual también el santo Ser que Nacerá Será llamado Hijo de Dios.


He Aquí, también tu parienta Elisabet ha concebido un hijo en su vejez. Este es el sexto mes para ella que era llamada estéril.


Porque ninguna cosa Será imposible para Dios.” Palabra de Dios.






Arcángel Gabriel, Mensajero de Dios que presides con tu santificada presencia este humilde ritual, así como anunciaste el milagro de la divina Concepción, anuncia nuestra proclamación de fe en este día, porque contigo repetimos : Ninguna cosa es imposible para Dios. ( Prender las últimas tres velas blancas)



Ahora el que guía la reunión toca la campanita otra vez, y dice



En verdad, en verdad, pasamos por la vida sin notar las grandes bendiciones que Dios nos otorga diariamente. Mas hoy nuestros ojos han sido abiertos y por eso Alabamos a Dios desde lo más profundo de nuestro ser, le agradecemos sus múltiples bendiciones, en especial este nuevo año, esta nueva cosecha, donde veremos culminados muchos de nuestros deseos. El tiempo de la cosecha ha llegado. Alabado sea el Dios que habita dentro de nosotros.

Todos repiten: Alabado sea.

Abrir los ojos

ENCIENDE LA VELA ROJA Y toca la campana cada vez que cada uno va encendiendo su vela en el fuego de la vela roja .

Todos repiten:

El espíritu de la Navidad ha llegado y hoy llena de alegría nuestros corazones.


Bendita sea esta luz que Dios nos envía hoy y que viene a llenar mi vida con la abundancia y el amor divino. En este día yo le agradezco a Dios de antemano por abrirme las puertas de la prosperidad y la abundancia del Universo y por concederme bajo la gracia y de manera perfecta todas las peticiones que contienen mi cajita. Especialmente le pido lo siguiente: (aquí va a leer en voz alta la petición que tiene escrita para el mundo o para su comunidad, etc. )



Ahora que todos tienen sus velas encendidas y han leído sus peticiones globales, el que dirige la ceremonia dice lo siguiente:



Yo soy el Hijo de Dios, creado a su Imagen y Semejanza. Para mí fueron creados los cielos y la tierra. Por derecho divino me pertenecen todos los tesoros del Universo.


Dios me ama y solo quiere lo mejor para mi, por lo tanto yo soy merecedor de toda la prosperidad y abundancia del Universo, la cual llega a mis manos en la medida en que estoy dispuesto a disfrutarla. Hoy he abierto una de las muchas puertas de la prosperidad dentro de mí y hoy me hago merecedor de recibir todo este caudal de energía que me impulsara al sitio donde verdaderamente debo estar. Hoy todo obstáculo mental que me he creado y el cual estaba impidiendo que la abundancia de dios llegara a mi vida ha sido destruido. Hoy soy una persona renovada en este rayo de energía. >Hoy he recibido un regalo que me ayudara a descubrirme a mí misma, a abrir mi alma a las verdades del Ser. Hoy el Arcángel Gabriel y sus palabras, me acompañarán para siempre. Bajo la gracia, de manera perfecta. Gracias Padre, por tus infinitas bondades. Amen


Ahora pueden abrir la botella de vino y hacer un brindis y comer de la hogaza de pan.

Feliz Navidad y un Próspero y Venturoso Año Nuevo.