Wednesday, December 7, 2011

Ritual del 21 de Diciembre de 2006.

Ritual Cabalístico dedicado a cimentar lo que necesite ser cimentado.


Ritual del Solsticio de Invierno 2006, a celebrarse a las 6:20 de la tarde.

Este ritual es cabalistico y esta basado en el Arbol de la Vida de la Cábala.
Este año que se aproxima es un año número 9, muy apropiado para establecer fundaciones.
Quien quiera construir algo, tiene que comenzar por la fundación, la base.

Es por eso que este ritual está dedicado a cimentar nuestro deseo principal; ese algo que hemos deseado por tantos años, ahora es la oportunidad de lograrlo, pues se juntan grandes energías en el cosmos, dispuestas a ayudarnos a lograr lo que deseamos en la vida.

En el mundo espiritual, este año proveerá la energía necesaria para conectar mas profundamente con la gente, para la comunicación entre nuestro mundo interior y l a realidad que nos rodea; este año es el momento apropiado para cimentar nuestras relaciones, nuestras creencias, negocios, salud, prosperidad, en general, todo lo que nos rodea. Es el año dedicado a estrechar relaciones conyugales, de noviazgo, relaciones de sociedades comerciales, especialmente es un año favorable para la construccion de la casa soñada y trae energias especialmente dedicadas a los órganos de procreación, por lo cual favorece enormemente el comienzo de una familia.

Toda idea que hayamos tenido y a la que le hayamos dado vueltas y vueltas en la matriz de nuestra mente, encontrará en el año que viene el momento adecuado para que se convierta en realidad.

Todo lo que es real en el plano material ( en el pequeño mundo que te rodea) ha tenido que pasar por diferentes aspectos de energia antes de hacerse visible ante tus ojos.

Si ahora posees una casa, primero tuvistes la idea en la mente, la posibilidad de que algún día podrías ser el poseedor de la casa; esa idea es llamada “el pensamiento semilla”. Y como dice la Biblia, depende de la clase de suelo en donde siembres la semilla y la clase de cuidados le des, para que puedas ver y saborear sus frutos. Luego seguiste alimentando este pensamiento y sin darte cuenta, esta idea convertida en pensamiento fue pasando por diferentes “departamentos” llenos de energia, cada uno único en su clase, que le fueron agregando todos los elementos que necesitaba para convertirse en realidad.

Y el día “menos pensado” (porque a este punto ya el pensamiento ha cobrado tanta fuerza que no hay necesidad de pensarlo mas) de una manera u otra, el sueño se hizo realidad.

Y este proceso, explicado de manera tan sencilla, funciona para todo lo que se nos manifiesta en realidad en nuestra vida, ya sea para bien o para mal. Dime como piensas y te diré lo que te espera.

Por eso yo sigo la consigna famosa de Connie Mendez “Piensa lo bueno y se te dará.

El proceso es automático y funciona para absolutamente todo lo que pensemos; pero como pensamos tantas cosas todos los dias, hoy queremos algo, mañana queremos otra cosa, no estamos dedicando atención a el pensamiento semilla, el que nos hace que consigamos las cosas que verdaderamente queremos que aparezcan en nuestras vidas. La mayor parte del tiempo tenemos la mente trabajando en automático, dejándole la rienda suelta y, por lo general, los resultados a veces no son tan agradables, por la mala costumbre que tenemos de no pensar correctamente.

El pensamiento semilla de lo que queremos conseguir debe convertirse en un proceso automático, debemos pensar y enfocarnos totalmente en lo que queremos, ya sea salud, buenas finanzas, mejores relaciones con nuestros seres queridos, debemos estar atentos a la vida y poder adivinar en cada situacion, en cada encuentro, en cada detalle, un aspecto escondido del gran bienestar que se aproxima. Debemos leer los signos y exclamar: “Ya sé lo que esta azúcar derramada en el piso significa, que lo que he pedido está por llegar.”

Si hacemos esto en vez de molestarnos porque ahora tendremos que limpiar el piso, estaremos reforzando nuestra petición y además, estaremos construyendo una buena actitud hacia la vida.

Por eso es tan importante el proceso de repeticion de nuestras peticiones, por lo menos por un periodo de 21 dias seguidos, y luego cada vez que podamos, repetir y visualizar, hasta que el pensamiento semilla alcance madurez y proporcione los frutos que esperamos.

El ritual de este año esta dedicado a el pensamiento semilla, a la fundacion de lo que vamos a lograr.


Ritual


Materiales

Incienso y mirra
Una vela dorada grande

8 velas blancas

Varias clases de nueces, pequeñas seria mejor, pues tendremos que comer 9 nueces

Pongan las nueces en un plato para que cada quien vaya agarrando una a la vez

Una moneda o un billete para cada uno de los participantes

Este billete se guarda en la caja y es nuestro imán para que n o nos falte dinero en el año que viene

Una rosca de pan

Uvas

Una botella de vino


1.- Lo primero que hay que hacer es prender una pequeña fogata en la parte de afuera de la casa. Si no puedes hacer una fogata, prende una vela. Cada persona se acercara al fuego con sus papelitos de cosas negativas y los va a ir quemando uno a uno, a la vez que ira diciendo: Al fuego purificador te entrego, vete y no vuelvas mas a mi vida. Cuando el papelito se queme debera decir: Ahora te reemplazo con lo siguiente: aquí debe mencionar lo que reemplaza el pensamiento negativo que acaba de quemar.

Cuando todos hayan quemado sus papelitos, entraran en la casa. Debe haber una persona, que ha de guiar a los demas.

Prender el incienso y la mirra

Que todos se acomoden alrededor de la mesa, si se pueden conseguir cojines para que se siente. De manera que esten comodos. Cada quien que agarre un puñadito de semillas en la mano.

En que guia la ceremonia prende la vela dorada en el centro de la mesa y las otras velas blancas.

Cada uno de los participantes dice, en su turno:

Este año que se acaba me ha traido tal cosa, o ha representado para mí tal cosa, o ha sido para mi tal y cual cosa. ( Aquí cada persona se referirá al año que se acaba y se acordará de lo que este año ha representado para él.

Luego dira: Te doy las gracias por lo que has traido a mi vida. Pueden usar sus propias palabras.

Se apaga una de las velas blancas, cada quien en su turno y se entrega a la contemplacion de las bondades del año que se acaba.

Uno por uno van repitiendo lo que el año les ha traido o lo que ha representado para ello; Le dan las gracias y apagan sus velas.

Al final, solo quedara la vela dorada prendida.

El que dirige la ceremonia ahora dice:

Demos gracias a Dios por todas las bondades y experiencias que este año nos ha traido. Ahora le dejamos ir en paz. ( Ahora apaga la vela dorada)

En la total oscuridad, este es un momento de reflexion. Tomense de las manos e inclinen la cabeza, Ahora se pueden dedicar un par de minutos a simplemente sentir la conexión y vibraciones del circulo que corre a travez de sus manos. Es tiempo tambien de dedicarle un pensamiento a aquellos que han traspasado el velo.

El que dirige la ceremonia prende la vela dorada y dice:

“Y Dios dijo: Hágase la Luz; y la Luz se hizo.” Hoy colocamos sobre nuestras cabezas la radiante Corona de Luz para iluminar nuestras mentes hacia los pensamientos puros y perfectos que haran realidad el deseo de nuestro corazón.

(Entrega una nuez a cada uno de los participantes)

Encender la proxima vela;

Uno de los participantes debe leer, a la vez que prende una de las velas blancas

“Y Dios creó los cielos y la tierra.” Con el poder del rayo centelleante brilla en nuestra mente el poder de la fuerza creativa y se hacen claros y nitidos los pensamientos puros y perfectos que haran realidad el deseo de nuestro corazon.

(Entrega una nuez a cada uno de los participantes)

Encender otra vela, otro participante debe leer

“Oye, Oh Israel, el señor nuestro Dios es uno solo”. El Entendimiento nos da el poder para diferenciar entre lo verdadero y lo falso y así se hacen únicos nuestros pensamientos puros y perfectos que haran realidad el deseo de nuestro corazon.

(Entrega una nuez a cada uno de los participantes)

Encender otra vela, otro participante debe leer.

“Y Dios vió que la Luz era buena”. La bondad en nuestros corazones nos da el poder de escoger, para el bien nuestro y de los que nos rodean, los pensamientos puros y perfectos que haran realidad el deseo de nuestro corazon.

(Entrega una nuez a cada uno de los participantes)

Encender otra vela, otro participante debe leer.

“Y Dios dividió la Luz de las Tinieblas” La fuerza interior nos da el poder para apartar los pensamientos enemigos que buscan sembrar la duda dentro de nosotros mismos y asi poder alimentar a los pensamientos puros y perfectos que haran realidad el deseo de nuestro corazon.

(Entrega una nuez a cada uno de los participantes)

Encender otra vela, otro participante debe leer

“Y Dios dijo, que hayan luces en el firmamento..” En el altar del sacrificio ofrezco mi antiguo ser y hoy renazco en la belleza de un corazon compasivo que me anima a proseguir con mis pensamientos puros y perfectos que haran realidad el deseo de mi corazon.

(Entrega una nuez a cada uno de los participantes)

Encender otra vela, leer

“Y Dios bendijo el séptimo día” A medida que venzo los obstaculos que los pensamientos negativos ponen en mi camino, celebro la victoria de mi mente cada vez mas concentrada en los pensamientos puros y perfectos que haran realidad el deseo de mi corazon.

(Entrega una nuez a cada uno de los participantes)

Encender otra vela, leer

Y el Señor formó al hombre del polvo de la tierra” Construyo cada dia, con determinacion y perseverancia, la firme conviccion de que realizare lo que me he propuesto, con el esplendor y la majestad de mis pensamientos puros y perfectos que haran realidad el deseo de mi corazon

(Entrega una nuez a cada uno de los participantes)

Encender la última vela y leer

“Y el Señor plantó un jardín al este del Eden” Ahora establezco los cimientos profundos de mi edificio, en tierra firme los establezco, con raices profundas para que no se mueva, asi como estan enraizados en mi los pensamientos puros y perfectos que haran realidad el deseo de mi corazon.

(Entrega una nuez a cada uno de los participantes)

Ahora el que dirige el ritual dice:

Con los pies firmemente plantados en el reino, te damos gracias Oh Padre Celestial por todas las bendiciones que derramas sobre nosotros en el año que se aproxima y por hacer realidad nuestros deseos.


Ahora cada quien puede leer en voz alta la peticion que tiene escrita para el mundo, o para su comunidad, etc, ( paz mundial, que se acabe el terrorismo, etc.)
Luego que acaben de leer las peticiones para el mundo, abrir la botella de vino, servir el vino, partir el pan entre todos y compartir amigablemente, poner musica y pasar un buen rato, con la convicción de que hemos efectuado un buen trabajo el cual ya comienza a atraer hacia nosotros todas las bendiciones que merecemos.